El Macramé y su historia

publicado en: Últimos Posts | 1

La palabra “Macramé” es de procedencia árabe. Su antigüedad se remonta a los asirios. La técnica del anudado conocida con el nombre de macramé tiene su origen en un trabajo manual árabe. Posiblemente el nombre de “Migramah”, que en árabe significa flecos anudados, de allí ha salido la palabra afrancesada “macramé“, este nombre es muy acertado ya que en el trabajo de macramé los hilos se anudan entre sí a modo de enrejados. Nudos similares a los del macramé, en cuero, lino o papiros han sido hallados en tumbas egipcias.

Esta tradición continuó en Oriente hasta la Edad Media. De los árabes pasó a España y tuvo un gran arraigo en Castilla y León. Estuvo muy de moda en toda Europa durante los siglos XIV, XV, XVI. En la época de las grandes exploraciones marítimas se multiplicaron las obras hechas en macramé y se utilizaron, sobre todo, en el intercambio de mercancías en los puertos comerciales de América y China. Muchos nudos marineros se anudan igual que los que se utilizan en macramé. Al mismo tiempo, se convirtió en pasatiempo, incluso en la corte inglesa, para distraer a las grandes damas durante sus largas horas de soledad. Pero en el mismo momento que se extendió la moda a todo el mundo, el macramé sufrió un eclipse y después fue olvidado hasta que de nuevo ha vuelto a reaparecer, gracias a las originales decoraciones algo bohemias de nuestros hogares, y a la sugestiva posibilidad de crear trabajos originales y de inspiración personal.

En América tuvo su entrada triunfal en la época hippie por la década de los sesenta, siendo estos quienes lo tomaron como propio, haciendo de este un trabajo un medio para sobrevivir con la fabricación de sus creaciones. 

Una respuesta

  1. En un próximo post enseñaremos los nudos básicos del macramé, esperamos sus comentarios!